Cómo perder el miedo a comenzar

Estoy seguro de que has tenido miedo de comenzar algo, pero no te preocupes, es normal, muchas veces no nos sentimos seguros de lo que viene, o de cuáles serán esos resultados; sin embargo, ya basta de eso, si no comienzas, nunca sabrás si te irá bien o no, nunca conocerás lo que pudo haber pasado. 

No es buena idea quedarse con la duda del «¿qué pasaría si…?», al contrario, llénate de valor y lánzate a todas las aventuras que se te presenten y que desees recorrer. Muchas veces lo que necesitas es un empujón, y justamente eso vengo a hacer por ti. 

Es completamente normal tener un poco de temor al estar a punto de iniciar un proyecto, un propósito, e incluso una meta. Somos humanos, es entendible el miedo a fallar, pero es esencial no permitir que ese miedo nos domine.

Por eso hoy vengo a ayudarte con diversos tips para que el arranque de todas tus ideas sea lo más pronto posible, y con pasos agigantados:

 

Mentalízate en que es el principio del proyecto no el final

 

Todos sabemos que empezar un proyecto es de las cosas más complejas que se puede hacer, sea por la dirección que se le vaya a dar, el financiamiento, inseguridades, o cualquier cosa. Pero todos esos problemas llegan a su final cuando caes en cuenta de que tú tienes el poder de mentalizarte

Con el hecho de saber situar cada pensamiento en su lugar, saber cómo solventar problemas mediante la organización de recursos e ideas y darte fuerzas a ti mismo para poder dar con tu potencial ideal, será más sencillo para todos los proyectos que tengas en mente volverse realidad.

 

Hacer un plan y todos sus pasos para ejecutarlo

 

En este punto debes pensar qué es lo que quieres lograr, cuál es el objetivo final de tu proyecto y qué necesitas para llegar hasta allá. Anota todas las tareas y ve paso a paso cumpliéndolas en orden

Puedes además realizar una especie de inventario con los recursos que tienes disponibles y las características y habilidades que te benefician a la hora de cumplir tus objetivos, así podrás saber qué te hace falta y en qué debes empezar a trabajar para obtener lo que te hace falta o mejorar lo que ya posees. 

Te aseguro que esta lista te va a ayudar a actuar de una manera mucho más sencilla, además, tener todo visualizado y gráficamente organizado, hará que lo veas más amigable y poco a poco dejarás de temer.

 

La organización garantiza el éxito

 

Es muy importante para los primeros pasos de tu proyecto por eso este punto lo debemos llevar más allá es decir, una verdadera agenda, un calendario, aplicaciones de horarios, o cualquier medio que te sirva de ayuda, puedes designar todas las tareas que necesitas hacer para empezar con el pie derecho, conocerás tu disponibilidad semanal y cuántas horas puedes dedicarle a este proyecto que lleva rato ya dándote vueltas en la cabeza. 

 

La práctica hace al maestro, ten paciencia

 

Te mencióné que tener errores es un miedo natural, sin embargo, algo debes tener seguro, nunca serás un maestro si antes no tuviste tropiezos, por lo que en este punto deberás ser paciente, constante, y saber cuándo has obtenido el resultado que deseas, esto te hará resaltar al tener algo de ofrecer que sea de gran calidad.

 

Descubre de dónde nace tu motivación

 

Debes preguntarte por qué quieres comenzar, qué te inspira a dar ese primer paso, por qué quieres hacerlo; porque todas esas razones van a ser el motor que te impulse cada vez que pienses en abandonar tus planes.

Esa razón debe ser lo que ten mantenga enfocado, el gran trofeo al final del camino; cuando logres lo que deseas, verás que no fue tan difícil. 

 

En conclusión, el miedo lo único que hace es detenernos y retrasarnos. Al final, te das cuenta de que después de darle mil vueltas, después de sentirte por tanto tiempo estancado y no dar el primer paso, llega el momento de afrontar los temores e inseguridades, deconstruir esos límites y salir de la zona de confort para poder empezar a triunfar. 

Y algo que nunca debes olvidar: la confianza es una herramienta indispensable en el camino. 

6 Beneficios de ser un nómada digital

Los Nómadas digitales son un concepto un poco moderno y totalmente innovador.

Somos las personas que generamos ingresos desde cualquier lugar donde nos encontremos, nuestra oficina puede ser la habitación de un hotel, una cafetería, un restaurante o cualquier parque con conexión a internet. 

Los nómadas nos aprovechamos de la tecnología para producir dinero desde cualquier rincón del mundo y cumplir nuestros objetivos mientras viajamos o vivimos nuestro tiempo.


Suena genial, ¿Verdad?


Imagina generar ingresos con un trabajo que te gusta muchísimo, que te apasiona, y que además de ello, puedas viajar por el mundo mientras lo haces.

A continuación, te presento los principales beneficios de ser Nómada Digital:

Producir dinero mientras viajas


Imagina vivir por una temporada en los Alpes Suizos frente a ti, y tres meses después arroparte con la calidez de Medellín.
Ser nómada digital te permite recorrer el mundo mientras cumples con tus metas de productividad, esto gracias a estar conectado a internet. 


Vivir sin una rutina que te agobia


Es casi imposible aburrirte teniendo días tan distintos en escenarios tan increíbles. Y es que, siendo nómada, y con una correcta organización, tendrás tiempo de conocer, recorrer, visitar museos, realizar actividades y disfrutar de tu estancia al máximo.

El mundo está lleno de lugares por conocer y cosas por hacer para pasar el rato, y puedes comenzar a explorarlo ahora.


Puedes decidir tus horas productivas


Eres el dueño de tu agenda, y si estás cumpliendo con tus metas, tienes en tus manos el poder de decidir no trabajar más y tomarte unos días para ti.
La flexibilidad de tus horarios de trabajo solo depende de ti y de cómo organices tus responsabilidades.

Apertura y crecimiento cultural


Este punto a mi me parece fascinante, la variedad cultural. Respirar otros aires y convivir con personas de otros países nutre muchísimo la creatividad

Sin dudas, conocer otras costumbres y distintas maneras de hacer las cosas, seguro te dejará excelentes enseñanzas, experiencia y te hará cambiar la visión respecto a muchísimas cosas. 

La creatividad se nutre muchísimo con el arte. ¿Por qué no alimentarla con museos?



El minimalismo como estilo de vida


Ser nómada digital se traduce en vivir con lo esencial, en llevar nuestro estilo de vida al mínimo de gastos y máximo de satisfacción, cultura del ahorro, de la organización,  podemos hablar de cuentas bancarias llenas y estar viviendo con lo mínimo, aquí no entran las personas conformista, sin objetivos ni metas de productividad.

Ser minimalista te ayuda a ser más práctico y a no depender tanto de lo material tanto en los lugares donde estés como lo que lleves encima para moverte de lugar. 


Puedes conocer nuevos mercados


Dicen que nadie es profeta en su tierra, y ser nómada te brinda la oportunidad perfecta para conocer clientes de otros lugares y ofrecerles tus servicios. 

Si un lugar no te beneficia lo suficiente, tienes el resto del mundo para ti, solo debes decidirte a comenzar a explorarlo y ampliar ese mercado de clientes.

Tip: la primera impresión es la que vale, así que haciendo un pequeño esfuerzo para impresionar a las personas que estás conociendo, bastará para agradarles y poder ofrecerles con mayor confianza tus servicios.


¿Qué esperas para convertirte en nómada digital

Permítete disfrutar de una vida completamente distinta y llena de oportunidades, respirar nuevos aires y llenarte con la energía de distintos puntos del mundo.

Abrir chat
Necesitas ayuda
jhonnie griffin ¿en que te ayudo?